Lo Último

Novedades en la pestaña Extras, si eres Autor no olvides revisar las Normas con regularidad



Recomendamos utilizar Google Chrome para ver el blog completo

viernes, 7 de abril de 2017

El té de las cinco.

Imagen.
El té es originario de China y según cuenta la leyenda hace más de 4000 años el emperador Shen Nung fue su descubridor cuando hervía agua y mientras avivaba la llama con ramas de dicha planta una ráfaga de viento hizo que hojas de esa planta cayeran dentro de la olla con el agua ya hirviendo y el resultado fue la bebida que hoy conocemos como .
La primera referencia escrita que se conoce es de hace más de 2000 años, en un documento escrito llamado “Normas de trabajo para los criados” del siglo uno A.C. A los europeos les llega en el siglo XVI y a Inglaterra en el año 1662 de la mano de la princesa portuguesa Catarina de Branca prometida y finalmente esposa del rey Carlos II.
En 1840, luego de casi dos siglos de llegar al país la duquesa de Bedford, luego de sus siestas se levantaba con hambre y decide tomar té acompañado con algo ligero de comer. De ahí se extendió la costumbre al resto de la nobleza y con el tiempo a todo el pueblo.
En un comienzo no era “el té de las cinco”, sino “el té de la tarde” ya que no había una hora específica, por lo general la hora indicada seria las cuatro de la tarde, pero siendo en la tarde no importaba mucho la hora.
Existe más de una versión de cómo se llegó a la decisión de servirlo a las cinco. Una de ellas se refiere a la época del año ya que en verano a las cuatro hacía demasiado calor por lo que se retrasó hasta las cinco, con el tiempo se terminó instaurando la hora actual todo el año y se transformó en “la oficial”.
Otra versión dice que se debe a que las cinco es una hora más adecuada para la gente que trabaja ya que más temprano la gente común se encontraba en sus labores. Tomarse un té en la tarde no surgió en Inglaterra ya que esta costumbre ya existía en otras partes de Europa, pero fueron los ingleses quienes lo popularizaron.



Otra historia del téenlace 




Mas entradas en “La nube de Oort”.





5 comentarios:

  1. Buenísima entrada Federico M...Así que no fueron los ingleses...Que curioso y es en ese país hasta la fecha todo un ritual...Me ha gustado mucho y la imagen es un dulce....Gracias por compartir....
    Te mando abracitos con cariño y te invito un delicioso café,algo muy de los latinos :)))
    😊😊😊

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amiga; perdona la demora en responder es que estoy de vacaciones. Buena semana Santa (o lo que queda):)))

      Eliminar
  2. Maravillosas letras precioso gracias por compartir estas maravillas aplausos desde el palco saludos cordiales Feliz semana gracias

    ResponderEliminar
  3. Greetings, Federico! Thank you for another entry from the Oort Cloud. I never know what to expect and I am never disappointed with your entries. I am familiar with the concept of afternoon tea, however, in my case it was a shot of Canadian Club whiskey followed by a cold beer, both taken when I arrived home after work. I have not had the desire for tea in the afternoon. I send a hug and the suggestion that a shot and a beer is not bad now and then!

    ResponderEliminar

Comentar es un incentivo para el autor

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: