Lo Último

Novedades en la pestaña Extras, si eres Autor no olvides revisar las Normas con regularidad



Recomendamos utilizar Google Chrome para ver el blog completo

viernes, 23 de septiembre de 2016

RECUERDO VINTAGE


O UNA CARTA PARA EL TAL VEZ...






He estado pensando en ese arte perdido de la correspondencia, mandar cartas y esperar respuestas, tal vez últimamente he visto demasiadas ficciones al respecto que me invadió una especie de nostalgia de saber que fueron en un pasado ajeno, que no lo he hecho y me pregunto si lo haré…

Claro que he enviado una que otra carta. Eso fue hace mucho, tal vez en la primaria cuando abordamos el tema en  clase de español y tengo un muy vago recuerdo de ello en el que fui de la mano de mi padre al correo a enviarle una carta, creo que a mamá. Al parecer se consideraba una experiencia que todo niño debía tener pues hace algunos años recibí una de mi cuñado pequeño, también en estos términos; una experiencia propuesta por las maestras de su colegio, y recuerdo esas letras de niño que llenaban la carta con un mensaje corto como saludo. Pero es que lo importante no estaba en el contenido del mensaje (con esas mismas letras grandes de niño debí haberle enviado la mía a mamá), sino en la experiencia de redactar una carta, de  aprender quién era el remitente y quién el destinatario y en  bañar con saliva alegre  la línea adhesiva  del sobre para sellarlo, en dirigirse al correo y enviarla… y ahora, escarbando en los recuerdos, en  palpar la emoción de aquel que la recibiría o hasta soñar que algún día tu serías el destinatario. 

Una comunicación dividida por el tiempo y el espacio que solo es un recuerdo vintage en nuestro mundo de comunicación instantánea… Pensar que grandes personajes de la historia son mejor conocidos a través de su correspondencia; un pedazo de papel que capturaba los sentimientos, situaciones, deseos y confusiones, y pensar que hubo personas que los resguardaron y que en consecuencia nosotros podemos conocer esos terremotos  personales…

Me dieron muchas ganas de escribir cartas. ¿A quién se las escribiría? ¿quién me escribiría..? Correspondencia;  un ir y venir, un regalo de aquí par allá, un tocarse de dos que transpone el espacio y el tiempo… Entonces ando buscando acomodar este antojo de escribir cartas, tal vez algunas letras para los que ya no están como un medio para hablarles desde un juego de letras y papeles… Unas letras a mamá para saludarla y preguntarle sobre algunas recetas, o unas a papá para decirle cuánto quiero escucharlo cantar, o unas a tía Mine para decirle que tengo muchas cosas que contarle, que extraño nuestras pláticas y sus consejos, que extraño esa su mirada de mí que a mí se me pierde…  y decirles que los amo, que tengo sus fotos sonrientes en mi escritorio, que al principio me costó mucho mirarlos por el dolor de sus partidas intempestivas y subsecuentes  pero que poco a poco le sonrío a su presencia cálida dentro de mí, que y poco a poco puedo mirar su figura sonriente en las fotos con menos reproche  al tiempo y a la vida…

Una idea nostálgica que ronda en mi cabeza tal vez surgida de una necesidad de hacer un alto en la vida, unas letras  desde un yo  sin el disfraz de la ficción, o desde personajes alejados en los que sin remedio termino asomándome…  tal vez por el anhelo de  capturar tantas cosas que el olvido atrapa pronto, tal vez un medio de registro de los titubeos y las alegrías, un páramo desde el cual observar mejor esta caída en paracaídas que es la vida… tal vez… tal vez…  Una carta para el tal vez…


DIANA PINEDO

ALGUNAS FICCIONES EN EPÍSTOLAS



6 comentarios:

  1. Hermosa prosa....La esencia retro del pasado,de ése romanticismo que quedó atrás pero sigue presente allá...Allá de donde lo has traído y rescatado...Que hermosa época cuando recibir una carta hacía pulsar el corazón...Y ciertamente hoy se enseña mecánicamente como enseñar a sumar....ME HA ENCANTADO Diana...Con ése certero estilo y cuidadosa inspiración....Gracias por compartir...¡Besitos miles hermosa...!!! 👍🌹😙😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Maria del Socorro, hay un algo romántico y emocionante en esta costumbre perdida. Muchas gracias por ser tan grandiosa anfitriona y siempre dialogar con nosotros con tanta calidad. Muchas gracias por viajar con estas letras.
      Abrazo!!

      Eliminar
  2. I remember learning how to write letters when I was very young, in primary school. It was as you said in your essay, Diana. There was something about putting my thoughts on paper and sealing them in an envelope and waiting for a reply. Electronic mail does not feel the same. It is too fast and is no fun. I still have friends with whom I correspond by regular mail. I know that I am an antique. I like that! Thank you for taking me back to that time, Diana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paula, muchas gracias a ti por viajar con estas letras, qué emoción que aún mantengas correspondencia, yo ni siquiera la inicié y es verdad que no es lo mismo por mail, algo falta...
      Muchas gracias por leer y comentar!!
      Abrazo!!

      Eliminar
  3. Maravillosa entrada llena de sentimientos encantadores gracias por compartir feliz semana saludos cordiales 👍🌹

    ResponderEliminar

Comentar es un incentivo para el autor

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: